Publicado el 12 de enero de 2014 | por 0

Agosto

De entre todos los presentes cogí la pajita más corta, lo que me obligó a ir al cine a ver “Agosto”, la película. Maldita la gracia de ver a Meryl Streep en plan “quiero otro Óscar” y a Julia Roberts intentando que apreciemos lo buena actriz que es y no una boca-buzón. Como buen profesional que soy, allá que me fui con mis palomitas y mi Coca-Cola, acompañando a un montón de señores obligados a ir por sus señoras a una sala sorprendentemente llena.

La película es tal que un culebrón venezolano en el que todos los dramas se acumulan en tan solo un par de días de trama. Una reunión familiar por culpa de un problemilla provoca que toda la mierda salga a flote: odios, reproches, frustraciones, amoríos secretos y todo eso que ocurre cuando se junta la familia, ya sea en unas navidades en Betanzos o en un funeral ¡ops! en Oklahoma.

Se supone que la película se mueve entre el drama y la comedia y en la sala hubo quien lloró y rio a volumen alto, como si aquello fuese la monda, cuando en realidad el sopor fue el sello de un filme demasiado largo para tan poca cosa. Las risas se concentraron en una larga escena alrededor de la mesa que ilustra el cartel de la película en España; es el gran momento para el lucimiento de todos los titanes de la interpretación presentes.

La película combina momentos de intensidad emocional (discusiones, vaya) con otros más sensibleros. En estos últimos, los silencios pusieron muy complicado comer palomitas o sorber Coca-Cola a gusto. Tuve que dejar más de una y más de dos palomitas a medio camino en su trayectoria hacia mi boca abierta. Esto me fue poniendo de mala leche.

Los titanes

Meryl Streep

La referencia clara que usó Meryl Streep para su papel fue el disfraz que ocultaba a Arnold Schwarzenegger en los bodriosos efectos especiales de “Desafío Total”

MERYL STREEP: Desafío Total
Esta “dama de la interpretación” puede que gane su cuarto Óscar gracias a esta peli. A la salida del cine muchas señoras estaban entusiasmadas con su actuación. “La Strip está maravillosa”, “¡Qué interpretaciouououoún!”, “Oi, oi, oi”,… y así muchas frases de admiración. Lo que más gusta es que baje a la altura de nosotros mortales y muestre un look desañilado, con pelo corto bajo peluca chunga, que sea drogadicta, malhablada, cabrona, etc. Una cara de loca todo el rato y fumar compulsivamente impresiona mucho y gusta un montón. Que le den la estatuilla, otra qué más da.

JULIA ROBERTS: Aunque la Roberts se vista de mona, Roberts se queda
Lleva unos años intentando quitarse de encima su papel en Pretty Woman, haciendo de persona normal o casi. Pero no deja de ser ella con menos maquillaje y sin vestido de fiesta. Esa boquita de piñón que tiene entreabierta seductoramente en cada momento y al cerrar los ojos cuando bendicen la mesa (momento cumbre de la película. Zzzz) lo hace con los párpados bien lisos, no se le escape una arruga, lo que la diferencia de la Streep, a la que no le importa parecer una señora muy mayor con tal de llevarse el premio. Aún así puede que le den el Óscar por intentarlo.

EWAN McGREGOR: ¿Estás ahí?
Tal vez fue un problema de casting o puede que acudiese al rodaje sin ensayar, pero su papel de marido de Julia Roberts y padre de joven adolescente no se lo creyó nadie. No podía faltar su gesto marca de la casa: sonrisa estúpida que cambia rápidamente a un gesto serio. Su próximo papel podría ser de mimo en alguna de nuestras calles peatonales más céntricas.

JULIETTE LEWIS: Sorpresón
Es la sorpresa del filme, porque solemos encasillarla en el papel de joven muy desequilibrada y aquí hace de solo desequilibrada. Y también hace de joven pero no mucho.

PEQUEÑA MISS SUNSHINE: Qué fastidio hacerse mayor
No sé cómo se llama la actriz, pero no creo que necesite guardar su nombre en la cabeza para lo que le queda de carrera. Para todos es “Pequeña Miss Sunshine” y creo que podría vivir maravillosamente de aquel único éxito.

EL PROTA DE LA SERIE DE SHERLOCK HOLMES: Lagrimitas
Tampoco me acuerdo de cómo se llama este actor puntero pero borda su papel de chaval de corazón sensible y cerebro lento. Me retorcí en la butaca en una escena en la que canta al piano.

EL RESTO: Muy intensos, muy emotivos, muy todo
Actores muy respetables combinados con otros que no había visto en mi joven vida y que supongo que son grandes promesas o algo. Están todos magníficos.

Agosto reparto

El reparto esperando al ascensor junto a un amigo.

Patada final

Que sí, que soy un insensible y que no sé apreciar una adaptación tan buena de una obra de teatro con tanto éxito y premios. Tal vez sea porque tengo cáncer, soy adicto a los medicamentos, mi marido es un escritor alcohólico y suicida, mi hija mayor no viene nunca a verme, separada de su marido que se lía con adolescentes y con una hija gótica, mi hija mediana sea una asocial que esté liada con su hermano, que es hijo de mi marido y de mi hermana y mi hija pequeña esté comprometida con un traficante de drogas acosador de jovencitas. ¿A que parece un chiste?


Tags: , , , ,



Subir al cielo ↑