Publicado el 3 de septiembre de 2013 | por 0

Cuando España era moderna: Tuppersex

Ute Merkel es una señora alemana de cierta edad que vive en Mallorca y es prima de Angela Merkel, la canciller en su país de origen.

Hay que ver como es vida. El que mal empiezo bien acabo. Y viceversa. Yo estoy muy contenta porque hoy recuperé joya de gran valor sentimental para mi y eso es muy importante. Eso sí, he pasado todo el tarde en hospital. En hospital español ¡Y todo por culpa de Gudrun! Dr. Froinehhkofent, mi medico de cabeza, dice que debo explicar todo para no quedar dentro. Yo voy a hacer caso y voy a explicar pero por favor que no sale de aquí. Es el cosa más bochornosa que he vivido. Terrible.

Chicas de urbanización Das sonnige Deutschland solemos reunir para hacer actividades muy divertidos: poesía alemán, origami, arenques en salazón… Otro día Renate nos invitó a su casa para tupper-party sopresa. ¿Sorpresa? Yo no soy desconfiada pero el último party sorpresa de Renate acabamos todas en comisaría porque Renate confundió Agente de Policía con sexyboy y empezó a desnudar y a lamer el porra. A mi no gusta hablar mal de nadie, tu ya sabes. Pero Renate es un fresca. Hace topless en su piscina delante de jardinero. El jardinero tiene 25 años y es africano. Es de color. De color negro. Es gran escándalo en Das sonnige Deutschland pero nadie dice ni pia.

Yo preparé mis leberknödel. Todo el gente encanta hígado macerado en manteca así que es siempre éxito. Gudrun  preparó sonnenblumenkernbrot y fuimos a fiesta. Renate llevaba sofisticada bata de seda y se movía como si fuera estrella de Beverly Hills. ¿Quién se cree que es? ¿Marlene? Las otras chicas ya están allí, sentadas alrededor de mesa y había velas encendidas por todo el casa. ¿Cuál es el sorpresa esta vez? ¿Akelarre? Yo fui a sentar en sitio libre en mesa pero Renate no me dejó.

Nein Ute!-, me dijo. –Siéntate al lado de Brunilda. Este es sitio para mademoiselle.

Tuppersex

Recé para que María hubiera lavado manos con buen desinfectanteTodas rieron como gallinas. Yo pensé que mis amigas estaban cogiendo Alzehimer o tenían muchas copas de ventaja. Necesito algo de beber. Brunilda me dice con pizpireta que ella trae Bizcocho de María. ¿Qué pasa ese tarde? ¿Mundo al revés? Ella tenía que cocinar bizcocho ella misma para honrar amigas. Como hice yo con leberknödel, como hace pobre Gudrun con abominable sonnenblumenkernbrot. Brunilda no tendría que dejar que su criada María hace bizcocho por ella. Y menos aún decirlo con ese orgullo. Bizcocho de María, como si fuera de Fernán Adrián. Pero yo he aprendido mucho y mordí el lengua. ¡Que sed tenía! Todas estaban bebiendo champagne. Renate trae una copa y mira desafiante. Ella sabe yo prefiero buen cervesa alemán honesto y noble a ese brebaje francés de concupiscencia. Pero yo soy mujer del mundo que adapto a situación por difícil que sea, así que bebí copa champagne de trago y di a Renate y dije: Toma.  Para que ella rellene. Quise añadir: Y tápate, Renate, que no está el jardinero por aquí. En cambio yo dije a Brunilda que quería probar bizcocho de Maria. ¡Que calor hacía! Debía ser por velas. Todas miraron a mi como si hubiera dicho sacrilegio. Anita preguntó si estoy segura que quiero tarta de María. ¿Pero qué pasa esta tarde? ¿Es cámaras ocultas? ¿Acaso mis amigas piensan que soy racista? ¿Qué no quiero pastel porque María es… asteca? ¡Mein Got! Maria es chica (eso creo) buena que trabaja para Brunilda. Es de Guatemala o de Filipinas o de por ahí. Vale, mide metro y medio y tiene cara de pekinés recién atropellado, pero eso no es motivo para no hablar. Con tal de no mirar, es suficiente. Actitud de mis amigas molestó mucho. Yo cogí buen trozo de tarta para demostrar que soy gran democrática y recé para que María hubiera lavado manos con buen desinfectante. Todas aplauden y empieza fiesta.

Me alegro que Renate lea otras cosas además de prospecto de pañal geriátricoBizcocho es ni fu ni fa. Pero como tenía mucha sed y estaba bebiendo bastante champagne ese, necesitaba comer algo. Poco a poco estoy como más contenta, es verdad. Hahaha. Por fin llega invitada especial. Dice que se llama Mademoiselle Chantal. ¡Ja! Si ella es francesa yo soy mujer esquimal. Ella trae gran maleta llena de productos sexuales. Aaaaaaaah. ¡Todas reímos mucho! Hahahahah. Yo también, aunque no se de qué. ¡Es fiesta de tuppersex! ¡Renate se cree muy moderno pero esto ya hacíamos cuando yo llego a España mucho tiempo atrás! Hahahahahhaa. Mademoiselle Chantal dice que no es tuppersex, que es soft party. Y que ella es asesora de felicidad. Yo solté gran carcajada. Dije que si quería hacer feliz a mi, que viene a casa planchar camisas de Helmut. Hahaha! Todo esto es gran tontería pero ojos lloraban de tanto risa. Yo sabía el que estaba pasando. Renate ha acabado por fin 50 sombras en Grey y se cree sacerdotisa del sexo. Me alegro que Renate lea otras cosas además de prospecto de pañal geriátrico. Pero a mi todo aquello no impresiona. Yo soy mujer gran liberada sexualmente. Yo he probado todo y no tengo tabús. Ya en 1962 hice sexo en oral y en otros sitios. Y con más personas vivas. Ahora Helmut y yo tenemos vida sexual muy placentero. Helmut gusta que yo estimule ano mientras coitos. Vamos, que introdusca dedo en su ojetten. Sí, es práctica muy común. Bueno, al principio tu piensas: ¡es que te has vuelto loco, gilipollas! Pero yo tienes mentalidad abierta. Cuerpo es por disfrutar. No hay nada malo. Y es muy sano por próstata. Pero yo aconsejo que si vas a hacer, que quites todas joyas. Yo llevé gran disgusto cuando perdí en ojetten de Helmut anillo de gran valor sentimental de mi abuelita Gertrud me regaló antes de morir. Antes de meter dedo en ojetten anillo estaba en dedo. Cuando saco, anillo no está. ¿Dónde está anillo? Pues jamás encontramos. Gran misterios de la vida.

Cuando Renate se da de gran dama tengo ganas es de arrancar peluca y regalar al jardinero como trofeo. Hahaha. ¡No puedo evitar! Hahaha. ¡Que traiga más champagne que estamos secas! Hahahahha. ¿Otro poquita de tarta de Maria? Hahahahah. Yo estaba divirtiendo de el lindo. ¡Yo desconozcía a mi misma!

Tuppersex

Tomasa sacó bolas chinas, bolas tailandesas y bolas birmanasMademoiselle Chantal era de Manacor, como muy lejos, y debía llamar Tomasa o algo así mallorquín. Pero es igual, todas moríamos de risa como tontas con productos sexual. Ella saca lubricantes con sabores y guante de un dedo con pinchos de goma para frotar en el poppygarden. Yo piensé en comprar uno para Helmut. Pero shhhhh, ¡es gran secreto! Hahahaha. Como estaba animada y alegre probé un picardias muy atrevido y transparente que dejaba todo el aire. Pero yo no avergüenzo de cuerpo, yo amo mi cuerpo y estoy contenta con tener uno. Gudrun tuvo que ayudar a quitarme el bragafaja para ver efecto picardías. Hahahahahaha. ¡Renate, no seas gandula y trae más champagne! Hahahahhaha. Tomasa sacó bolas chinas, bolas tailandesas y bolas birmanas. Brunilda se quedó con ojos como platos y probó bolas chinas pero yo veo que se mete por agujero equivocado. ¡Como gustan bolas a asiáticos, hay que ver! Brunilda me pidió que ayude a sacar bolas, pero yo dije. ¡Nein, nein, nein, nein! Ya tengo suficiente con meter dedo en pompis de Helmut y no quiero más, gracias. Hahahahahahah. Varias chicas intentaron ayudar a Brunilda. Yo no se que pasa pero al final Renate fue a por sacacorchos. Madame Tomasa enseña gran novedad en mercado. ¡Ooooooooh! Huevo vibrador que controlas desde aplicación que bajas en tu móvil. Tu puedes accionar huevo que tiene otro persona metido en cuerpo a otro lado del mundo por Internet con Wifi. Hahahahaha. ¡Vaya chorrada Tomasa! ¡Yo no soy gallina para poner huevo! Hahahahahah. Además yo tengo buen móvil Telefunken de más de 10 años y no quiero que estropee con esos tonterías. ¡Más champagne!

No recuerdo más. Yo desperté el mañana siguiente pero hubiera preferido estar muerta. Tenía cabeza a punto de explosión y encuentraba fatal. ¡Oh mein Got! Estaba en dormitorio de Gudrun. ¿Cómo acabé ahí?¡Por Dios que lámparas más feos! Yo llevaba todavía picardías y algo terrible pasaba en mi cuerpo. Gran mata de pelo salía de mi sostén. ¡No puede ser! ¡Yo depilé hacía dos semanas! Cuando miré bien era peluca de Renate. ¿Cómo peluca de Renate llegó dentro mi sostén? Creo prefiero no saber. Pasé mañana fatal. Yo tumbé en mi cama con paño en cara y esperé mundo se acaba. No dejé Helmut pregunta ni diga nada. Gudrun vino a recoger para ir a compra semanal en super alemán de Alcudia. Ella parecía contenta y fresca y dice que ayer fue gran diversión. Yo sólo pude decir que se calle y que mire carretera que vamos a estrellar.

Era sensación muy poderosa ahí abajo, como si tengo cien gaseosas en mi poppygardenEl gran desastre sucedió en cola en carneceria. Yo quería comprar picada en carne para hacer frikadelle que a Helmut gusta para cenar. También quieria Brühwurst y carne de corzo para estofado; viene Ingrid con niños el fin de semana y gusta mucho. Entonces yo empecé a notar como sensación extraño en bajo estómago. Era raro porque apenas había probado bocados, tenía estómago cerrado después noche de juerga. Sólo un platito de kartoffelsalat, unos bratsburgs con mostaza y dos trozitos de apfelstrudel. Eso fue todo, así que digestión no podía ser. Sonó móvil de Gudrun. Yo cada vez sentía como más recosquilleo ahí abajo. Gudrun se alejó para hablar por teléfono con su hija, que tiene gran problema porque el niño quiere poner pendiente en nariz, como vacas. (Nieto de Gudrun está muy mal educado). ¡Bufff! ¡Qué calor hacía de pronto! El cosquilleo iba a más y yo busqué sitio para sentar, porque piernas empezaron a temblar. ¡Oh Reilige Junfrau! ¡Que sensación me venía de dentro! ¡Virgen Santa! Tuve que apoyar en mostrador porque creí que me iba a dar el sincope. ¡Ooooooh! Yo estaba pasando algo pero era terrible y glorioso ¡Qué gran chisporroteo! ¡Que gran alegría! Gente en super empezó a dar cuenta de que me pasaba algo porque yo iba por pasillo agarrándome a estantes. Tiraba cosas al suelo porque iba como borracha, pero no podía evitar, era sensación muy poderosa ahí abajo, como si tengo cien gaseosas en mi poppygarden. Yo retuerzo de gustirrigurren y creo que virgen va a venir a verme. Oí que alguien dijo: ¿Sra. Waas, Sra. Waas está usted bien? Yo creía que era Virge María que era muy bien educada y llamaba por apellido. Pero no, era tendero. ¡Oooooh! ¡Oooooooh, dulce misterio de la vidaaaaa! Pensé que iba a hacer pis, pero no importaba, nada importaba. Todo en mi interior era sensación maravilloso. Yo soy mujer más feliz del mundo. ¡Soy diosa de amor! De pronto todo acabó en golpe. Yo doy cuenta entonces que todos mira a mi con cara desencajada. Yo estaba tirada sobre puesto de vollkornbrot, con todos panes en suelo y toda falda arremangada y sin calsetines. ¡Que me trague el tierra!

Tuppersex

Yo fumé porro en nochevieja del 1999 a 2000 pero creo que ya pasó efectoYo pasé tarde en hospital. En hospital español. Gente de super alemán fueron muy atentos y llamaron a ambulancia. Gudrun estuvo conmigo en hospital español. Es buena amiga aunque a veces mataría. Yo Prefería ir a consulta de Dr. Froinehhkofent pero en ambulancia no saben dirección. Gudrun cogía mi mano cuando no estaba enviado mensajes a su hija. Yo no tuve más gran crisis de gustirrigurren, pero de vez en cuando sentí chisporroteo ahí abajo. Médicos me miran mi poppygarden. Yo estaba muy nerviosa; sólo Helmut ha visto my poppygarden y nunca tan de cerca. Pero ellos son muy amables. Cuando acaban inspección ellos me mostraron objetos para ver si yo reconocía. ¿Qué era eso, juego de adivinanzas? No entendía nada. Me enseñaron un sonajero muy antiguo, una casette de Julio Iglesias y el huevo electrónico de Mademoiselle Chantal. ¡Todo eso tenía yo metido en mi poppygarden! ¡Imposible, dije yo! Ellos miraron como diciendo, ya, ya. Yo no soy capaz de recordar como huevo acabó en mi poppygarden. Al notar que de vez en cuando vibraba todavía, médicos se dan cuenta que iphone infernal de Gudrún tiene aplicación de huevo vibrador. Y que cada vez que ella habla por teléfono huevo vibra y por eso yo sentía gustirrigurren que me meaba patas abajo. ¡Ya sabía yo que todo el culpa es de Gudrun! Aunque yo no fio de médicos españoles. Ellos dijeron también que yo tengo mucho cannabis en sangre. ¿Cannabis? ¿Yo? Y que fuera con cuidado porque podía dar hictus o algo así. ¡Estaban locos o qué! Yo fumé porro en nochevieja del 1999 a 2000 pero creo que ya pasó efecto. Ellos vuelven a mirar como diciendo, ya, ya. Muy enfadada yo cogí Gudrun de la mano y nos fuimos. Ya en calle tuve que volver a por el huevo. Y por cassette. Sonajero era igual. Al final creo que es mejor no haber molestado Dr. Froinehhkofent.

Para colmo al llegar a casa llamó Renate. ¿Pesadilla no iba a acabar nunca? Yo creía que es por peluca, pero que va. Que estaba muy contenta y que nunca imaginó yo era tan diversión. Yo rezo por seguir con amnesia no recordar nunca qué pasó ayer en su casa. Ella también dijo que vaya a tomar sol a su piscina fin de semana. Jardinero tiene que podar seto y trae ayudante. Yo no puedo escuchar más tontería. Ha sido experiencia traumática. No se si atreveré nunca a volver a supermercado alemán de Alcudia. Pero vida enseña que no hay mal que no viene por bien. Médicos encontraron también en mi poppygarden anillo de mi oma Gertrud que yo perdí en ojetten de Helmut. ¡Qué gran alegría! Cómo anillo de mi oma Gertrud pasó de pompis de Helmut y acabó en mi poppygarden es gran misterio. Sonajero y cassette… Creo recordar algo. Voy a poner chupito jagemeister para celebrar. Y voy a mirar como funciona iphone de Helmut.


Tags: , , , , , , , ,



Subir al cielo ↑