Publicado el 22 de agosto de 2013 | por 17

Cuidado, tu pareja podría acabar triatleta

Paloma no puede dormir. Antonio ronca plácidamente mientras ella le mira con una mezcla de preocupación, orgullo y un poco de asco. Tras 8 semanas de preparación intensiva, mañana es el gran día: Toni participará en su primer triatlón.

Sentada en la cama, apoyada en el cabecero, enciende un Nobel Light.
La primera nube de humo va dedicada a Antonio. Ha pillado en bragas a Paloma con su transformación en solo unos años en una suerte de deportista de élite a tiempo parcial.

Estas son las distintas fases por las que ha pasado Antonio y que, cuidado, podrían estar en marcha de una forma muy similar en tu pareja, hombre o mujer del siglo XXI:

  • FASE 1: Antonio, tras fracasar con la Dukan y el sirope de arce, decide comprar una flamante bicicleta estática en Carrefour y colocarla en el salón, tan bonita era, para sudar hasta el último calamar frito.
    Cada noche el sonido de las efusivas pedaladas de Antonio “changluofiu, changluofiu, changluofiu” enerva a Paloma. Ella, para no hacerle perder la ilusión, sube el volumen del televisor como si no hubiera un mañana.
  • FASE 2: Naranco de Bulnes imaginario arriba, Tourmalet imaginario abajo, Antonio está cada vez más cerca de su peso ideal. Eufórico y con la autoestima por las nubes comenta a Paloma que quizás sea un buen momento para el siguiente paso: apuntarse a un gimnasio. Ella, encantada, le paga la matrícula y dona la bici a las Ursulinas.
    El gimnasio es de relumbrón, con sus mancuernas, su piscina y su cancha de pádel. Allí Toni entra en contacto con una cinta de correr sin destino, con una piscina de pH 7,2 y con un montón de nuevos amigos de esos que se afeitan en el vestuario.
  • FASE 3: Nuestro amigo se hace afín a un grupo de colegas de profesión, empleados de banca por la mañana, deportistas por la tarde, que corren por las inmediaciones del gimnasio media hora antes de darlo todo en el remo gironda. Son runners. Y esto le gusta, porque un runner es como un corredor pero que calza unas zapatillas de 120€, viste con unas mallas negras bien prietas y lo controla todo con la app y los cachivaches de Runtastic. Mola ser runner.
  • FASE 4: Con lo de correr, llega a casa la revista Runner’s World, la dieta especial para el miembro deportista de la pareja y los viajes de placer en los que se coincida con algún acontecimiento runner, tipo Maratón de Nueva York, con promesas de ir de compras cuando se acabe el sarao.
    Paloma lo lleva con cierta perplejidad. Ha pasado de tener en casa a un panoli que en secundaria no aprobaba gimnasia a uno que se recrea con sus estiramientos en la cocina.

Gorro de natación

  • FASE 5: Los tiempos de Antonio son estupendos y siente alas en sus pies cuando adelanta a otros en el primer kilómetro. Pero hay algo que le incomoda: correr está más de moda que nunca; Murakami, Twitter, tertulianos, Aznar… todos nos invitan a correr por una u otra razón y las rutas se llenan de runners como él.
    Toni necesita molar más, subir un peldaño, y el triatlón podría ser la respuesta, pues reúne lo mejor de los 3 deportes más aburridos.
  • FASE 6: Toni ve con renovados ojos la piscina de 20m del gimnasio. En unos meses pasa de nadar como en mantequilla a hacerlo como una barracuda clorada con licencia para usar la calle rápida. Se compra un neopreno negro azabache y lo estrena en la piscina con permiso de la autoridad competente, un monitor del gimnasio con pelusilla en el bigote.
    Y luego viene la bici. Una buena. Y luego una muy buena. Y el casco y el maillot y el culotte y las zapatillas. Y a pedalear. Como en el salón pero en la realidad. Como alma que lleva el diablo por el carril bici.
  • FASE 7: Vídeos, la revista Triatleta, fisioterapia, anatomía, nutrición, psicología deportiva,… toda información y todo gasto es poco en esta fase previa a la primera competición. Y, por supuesto, hay que entrenar duro 8 semanas non-stop.
    Paloma se apunta a un curso de sexo tántrico sin Antonio.
  • FASE 8: Antonio el triatleta. Al participar en un triatlón te conviertes en triatleta, al igual que al volar en avión te conviertes en piloto.

Bicicleta triatlón

¿Sientes temor al leer las ocho fases por las que ha pasado Antonio? ¿has notado algún síntoma en casa?
Estate alerta, muy cerca de ti puede haber un triatleta en ciernes esperando su oportunidad.

¿Hay solución?
Sí, abandonar al sujeto a su suerte o bien armarse de paciencia: la fase de triatlón probablemente termine abruptamente por culpa de una lesión pomposa. “Lo tuve que dejar por una rotura del ligamento cruzado anterior”, o con el nacimiento del primer hijo.
Las fases siguientes al abandono de la actividad pasan por volver a ser un runner ocasional, luego al gimnasio a darse de baja, después una nueva bici estática en casa y, por último, volver a estar fondón.

¿Cómo acabó nuestro caso real?
Antonio quedó el 148º en el triatlón y dijo que fue un buen puesto teniendo en cuenta el gran nivel de los participantes de todo el municipio. Esa misma tarde la pareja hizo las maletas y partió rumbo a las vacaciones playeras que ella le prometió a cambio de no dar más el coñazo con la dieta durante las 8 semanas de preparación.

Ya en la playa, Paloma echó un vistazo a Toni, ahora una suerte de tirillas fibroso, depilado integral y moreno a ratos, con grandes claros en la zona del maillot y el culotte. Él no tardó en quedarse en pie contemplando el mar, bajarse el bañador de flores, colocarse con parsimonia un gorro de baño y ajustarse unas gafas de natación que previamente escupió como un profesional. Paloma se puso boca abajo en la toalla y se hizo la dormida para evitar verle la cara cuando él le comentó que se iba hasta una boya lejana, donde aquellos niños.

Antes de meterse en el agua reveló que al volver de vacaciones se iba a preparar para su primer Ironman. Ella le pidió a Dios que una medusa le atravesase el Speedo, se giró cara al sol cuando Antonio se hubo marchado y se quitó la parte superior del bikini a ver si caía algo.


Tags: , , , , , , , ,



  • Diego Fernando Danelone

    Jajaja sí que me hizo reir!!!! Buenisimo!!!!!

  • Gomiya Cañailla

    excepcional! como la vida misma!

  • Susana Font

    Yo era la esposa contrariada, sólo que no me resigné y decidí sumarme a la locura. Me transformé en marido deportista y creo que ahora soy yo la que toca las narices con el tema :/

  • Ricardo Otero

    Muy bueno

  • Ana

    ¿Los 3 deportes más aburridos? Pues recomiendo ver alguna etapa del Tour, o los recientes mundiales de natación y atletismo…

    • Super Raton

      Yo te recomiendo a ti otros deportes, porque hay muchos, y la natación, el ciclismo y la carrera de fondo son ABURRIDOS de ver, y de practicar, como todo, depende de cada uno.

    • Sergi Garcés

      Hasta Contador sale en un anuncio haciendo chistes sobre lo bien que viene ver el ciclismo por la tele para echar la siesta… divertido a tope vamos…

  • lizbeth tovar

    me encantó jajajajaja nosotros tenemos la suerte de ser pareja triatleta y con 2 hijos, nada nos podrá detener mientras tengamos salud y dinero es lo único que necesitamos para seguir en esta locura!!!

  • iso9660

    Yo sigo sin entender por que a todas estas la que confiesa a ver si cae algo, no emplea el estilo directo con el ahora consumido, evadido y deprimido Antonio.

    • Maridito

      +1

  • Raúl Castro

    Te sugiero una corrección, en la frase “Naranco de Bulnes imaginario arriba”. El Naranco es un monte de Oviedo, donde se encuentran las joyas del Prerrománico asturiano: San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco. Se puede subir por carretera hasta la cima. Sin embargo, el Naranjo de Bulnes (Picu Urriellu, en asturianu), es una montaña de los Picos de Europa, famosa en el mundo del alpinismo. No es la primera vez que me encuentro esta confusión, y espero que se vaya corrigiendo.

  • Manuel Hetfield

    Maldito Toni!!! Mira que no estar todo el tiempo contemplando a Paloma… A quien se le ocurre ponerse en forma, recuperar autoestima y tener Hobbies? Lo que tiene que aguantar la pobre Paloma de ese asqueroso!

  • Alexandre Alonso Rodriguez

    que bien empezaste y que tia mas falsa. si esta es tu version y ya la fasla pareces tu, prefiero no saber la de el. solo puedo decir que pobre antonio

  • troindx

    soy el único al que esto le parece una catetada digna de un abuelo que no sabe utilizar el teléfono móvil? esto es muy demagógico, como si hacer ejercicio fuese malo o condenase a llevarte a la locura. si, mejor todos fondones en casa y dentro de 20 años a abusar de medicamentos y de doctores en la seguridad social.

    ni tanto ni tan calvo.

    • GolfoR6

      Creo que hay que ver lo que busca el artículo, que en este caso, no es más que exponer de forma humorística una realidad que muchos de nosotros hemos vivido en nuestras propias carnes o nuestro entorno…

      A mi me parece genial!!

  • http://www.luqentia.es/ Gerardo Salvador

    Muy buen artículo y divertido. Por otro lado también es genial que se esté levantando tanta pasión por el deporte, de todos los males, es el que yo prefiero.

  • William Willoby

    Casualidades de la vida mi mujer leyó esta entrada…y cual es mi sorpresa que me escribe para decirme:

    “Jajajajaja!!! Diosss, yo pensando que me había casado con un hombre super original y eres un hombre de patrón de librooooooooo!!! Lo único que no me cuadra es que todos dejan el triatlon porque nace su primer hijo o porque
    tienen una lesión, y tu al contrario, te apuntas a triatlon después de una lesión y esperando al segundo!!!! AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!”

Subir al cielo ↑