Publicado el 13 de mayo de 2014 | por 0

Encuentros digitales: Neón de Tarabillas resuelve todas tus dudas sobre las gafas de sol de espejo

Los internautas preguntan hoy a Neón de Tarabillas por el complemento de moda más actual: las gafas de sol de espejo. Neón de Tarabillas ha sido galardonado tres veces como el hombre mejor vestido de España por la revista Man&Elegant y asesora a muchas de las estrellas masculinas cuando tienen que acudir a las más importantes galas y entregas de premios. “Me pagan por decirles que no se abrochen el último botón de la chaqueta” suele decir entre risas.

1. Azucena. 13/05/14 11:59h.
¿Por qué me gustan ahora las gafas de sol de espejo si hace unos meses me parecían lo peor?
Hola Azucena. En el córtex prefrontal del cerebro de los monos se observan ciertos estímulos asociados a la repetición que en los humanos se multiplican, incluso en los ejemplares menos avezados como tú. Resumiendo, las gafas de espejo molan y tú también cuando las llevas, Azucena.

2. Juan Carlos. 13/05/14 12:06h
Hace muchos años a las gafas de espejo con brillos aceitosos las llamábamos “gafas de gasolina”. Ahora están pegando fuerte y como ecologista comprometido me preocupa todo ese combustible fósil. Tengo varios pares pero me gustaría saber si es ético llevarlas con la güella ecológica esa. Y eso.
Hola Juan Carlos. El precio del barril de brent toco el mínimo anual el 2 de abril, momento en el que rebotó con fuerza coincidiendo con la entrada en las tiendas de las colecciones de gafas de sol. ¿Coincidencia? No lo creo.

3. Benita Maroto. 13/05/14 12:11h
Me iba a hacer un selfie con mis gafas de espejo de colores supertendencia y en la pantalla del iPhone salgo yo con las gafas y dentro de las gafas salgo yo con las gafas y así varias veces. Me ha dado un bajón de tensión y me he bebido una fanta naranja. ¿Cuántas veces puede salir una persona dentro de sus gafas de espejo?
Benita, uno de los grandes problemas de las gafas de sol de espejo es el posible encuentro con el “yo” que puede provocar un espejo o un moderno selfie. Para Schopenhauer el yo es una expresión de una voluntad material e inconsciente y verlo multiplicado asusta, querida. Para tu tranquilidad, no hay ningún peligro. Si eres joven es normal que te plantees ciertas dudas existenciales profundas de tipo ¿gusto? ¿gusto mucho o muchísimo? ¿le gusto? ¿soy guapa/o? Las gafas de sol siempre son un aliado, nunca un enemigo, pues hasta el menos agraciado tiene su gracia con unas buenas gafas de sol de espejo.

4. Longino Churruca-Florité. 13/05/14 12:18h
Te veo cada día en la redacción y llevas la misma camiseta desde hace cuatro días, bandido. Lo digo por lo del hombre mejor vestido de España.
Su pregunta no se adecúa al tema de este encuentro.

5. Marta. 13/05/14 12:22h
¿Qué color de cristal? ¿Qué color de montura? ¿Qué forma? ¿Qué color? ¿Qué forma? ¿Qué color?
Hola Marta, te noto ansiosa por descubrir qué gafas van a pegar este verano. Coge mi mano y con la imaginación vamos a elegir tus gafas de sol de espejo de colores. ¿Has cogido mi mano? ¿Ya? No temas. Sígueme con la nave de la imaginación a esta óptica. ¿Estás dentro? Pues sal, porque estas gafas no las vamos a comprar aquí. No te sueltes. Entremos en esta gran cadena de moda y vayamos a los complementos y baratijas. Ya casi estamos. ¿Ves cuánta variedad? Pues olvídala porque aquí tampoco vamos a comprarlas. Bien, ya estamos en la calle. ¿Ves a aquel mantero? Acerquémonos. Agáchate a ver el género. ¿Te gusta? Pues tampoco. Agarra mi mano, no te pierdas que ya llegamos al kiosko. ¿Ves la revista de 2,50€ que regala unas gafas de sol? Pues esas son las tuyas. ¿A que te ves guapa? Marta, con esta gran lección de estilo que te he dado quiero remarcar muy muy fuerte que todas, todas, todas las gafas de sol de espejo de colores quedan bien. TODAS.

6. Jose Carlos. 13/05/14 12:31h
Desde que llevo gafas de sol de espejo padezco ciertos efectos colaterales: dolor de cabeza, rubefacción, pirosis, dispepsia, congestión de la nariz, sensación de vahído, mareos y diarrea. 
Jose Carlos, usted presenta varios efectos secundarios derivados del consumo de Viagra. Le aconsejo vivamente que no realice el acto sexual con las gafas de sol puestas por si ambos potenciadores sexuales entrasen en conflicto.

7. Angustias. 13/05/14 12:35h
Toda la familia, papá, Julita, Marianín y yo nos paseamos con nuestro mejor look de domingo camino de misa. Y a ninguno nos falta unas buenas gafas de sol de espejo. Incluso el pequeño de cuatro años se convierte en un galancito seductor con ese punto prepotente que es el sello de la familia.
¿Cuál es la pregunta?

8. Lady Pestiños. 13/05/14 12:40h
Imagina que eres el anfitrión de una cena perfecta. ¿Con qué cinco personajes (actuales o pasados) te gustaría compartir mesa?
Sí a todo.

9. Ángela. 13/05/14 12:46h
Hola Neón, admiro tu trabajo desde tus comienzos, el duro trabajo que has tenido que realizar para conseguir llegar donde estás. Tengo una pregunta para una amiga: ¿Qué consejo le darías a una chica que ha terminado de estudiar moda, se muere de ganas por trabajar en este mundo, muy bajita y que no soporta los tacones, que lleva unas mechas californianas a la altura de la barbilla, muy sutiles en tono caramelo y la parte superior algo mas oscura, con un flequillo recto que le tapa las cejas y corte a capas que no consigue que le ilumine la cara, que ha estado durante dos años haciéndose la fotodepilación y no le ha dado resultados y está ahora planteándose pasarse al láser, pero no sabe si será definitivo o le pasará como con la fotodepilación y le seguirá apareciendo vello de forma frecuente, que toma varios medicamentos para unas hernias cervicales, le encanta la manicura pero cuando esmalta entre dos o tres capas no secan sus uñas, que lleva una vida independiente y responsable pero tiene bastante tiempo libre y quizá no todo el dinero que quisiera para llenarlo con mil cosas?
Hola Ángela, ha sido un placer participar en este encuentro digital. Espero que no haya quedado ninguna pregunta en el tintero sin contestar y que volvamos a repetir muy pronto.

Fin del encuentro. Despedida.
Ya me he despedido, coño.




Subir al cielo ↑