Publicado el 9 de diciembre de 2013 | por 1

Orange Is the New Black. Lesbian power made in Hollywood

Lo digo aquí y ahora para que quede constancia por escrito: si algún día, Dios no lo quiera, me meten en prisión, que por favor me cambien de sexo y me envíen al penal Federal de Litchfield. Según Orange is the new black, más que una prisión como la entendíamos hasta ahora es una casa de colonias donde reina un buen rollo increíble. Nada que ver con las cárceles de muy mal gusto que salen en Encarcelados, ese deprimente programa de La Sexta. Aquí hay alguna rencilla de vez en cuando pero ¿dónde no las hay? Además el Centro Penitenciario Federal de Litchfield es un lugar muy cosmopolita. En él se congregan chicas de diferentes razas y credos por lo que es imposible sentirse discriminada. Las hay blancas (las que mandan), latinas (las más divertidas), negras (las más chungas y ruidosas) y muchas extranjeras. Hay cristianas devotas, hay yoggys, amantes de los deportes, de la gastronomía, las que les gusta el bricolage e incluso una monja yeyé y una transexual que son amigas íntimas lo que le da al centro un toque muy chic. Cuando se produce algún malentendido entre las presas, lo solucionan pintándose las uñas las unas a las otras, que une mucho. Y si quieres experimentar cosas nuevas y ampliar horizontes puedes hacerte lesbiana, por ejemplo. Es una de las actividades que goza de mayor popularidad en Litchfield. Por los vigilantes no te preocupes; suelen ser malcarados pero con gran corazón. Excepto uno, Pornstache Méndez, que es malo malísimo pero también tontorrón y fácil de engañar. La única putada (putada grande, es cierto) es que no puedes salir, pero por lo demás, es algo así como un centro de actividades femeninas. Si permitieran las fiestas de camisones y guerras de almohadas sería total.

Manicura

Y hasta aquí puedes leer. A partir de este punto te arriesgas a ser spoliead@ vilmente y a enterarte de todas las sorpresas que Orange is the new black te deparan. Por cierto, ¡qué puta manía la de no traducir los títulos de las series! Hemos pasado de cambiar los títulos de las pelis y series a nuestro antojo sin ton ni son a ni siquiera traducirlos.

Orange is the new black es la nueva serie de Netflix. Netflix es la plataforma que permite ver en streaming todas las series y películas que quieras por una tarifa plana muy asequible. En USA. Y en otros países. Neflix no está disponible en España porque la SGAE le exige un canon tan alto que según sus proyecciones contables no les saldría rentable. Una vez más, demos gracias a la SGAE. Amén.

Pues eso, Netflix se ha puesto a producir series. Esta es la segunda que lanzan al mercado, la primera fue House of Cards cuya segunda temporada ya están anunciando. Y la verdad es que se les da bastante bien. Por lo menos estos dos productos cumplen con creces el principal mandamiento del show bussines: entretener.

Piper auténtica

Orange is the new black está basada en el libro autobiográfico de Piper Kerman. Piper (Champman en la serie) es una chica bien, rubia, mona, limpia, de esas que nunca te imaginas envuelta en asuntos turbios, que tiene que pasar un año en la cárcel por un desliz de juventud. Diez años atrás, con 22 o 23, tuvo una tormentosa relación con Alex, una traficante de drogas. Alex la utilizó como mula para mover dinero del narcotráfico sin que ella lo supiera. Todo eso queda atrás y Piper se encuentra en la actualidad a cargo de una pequeña empresa y a punto de casarse con su novio cuando el error del pasado irrumpe con fuerza en forma de policía judicial que viene a buscarla. Aconsejada por su abogado, que es futuro suegro, acepta la condena de pasar un año en la cárcel para evitar males mayores. No sabe a ciencia cierta quien la delató pero da por sentado que fue Alex, su exnovia.

La serie se inicia con la llegada de Piper a la prisión. Y mediante numerosos flashbacks nos va desgranando el pasado de la protagonista y de las otras presas.

Piper se considera una chica razonable y moderada por lo que espera pasar por la cárcel lo más desapercibida posible y salir cuanto antes por buena conducta. Sin embargo no sabe que en prisión tener aspecto de buena, ser razonable y moderada es antagónico a pasar desapercibida. Además se encuentra con Alex, su ex, cumpliendo condena allí también.

Este es el punto de partida de la serie. Es bastante interesante sí. pero como todos los productos de ficción tienen sus códigos. Si quieres disfrutar de Orange… tienes que aceptar que:

  • La Prisión Federal de Litchfield es como Los Mundos de Yupi en lesbiano, donde lo peor que te puede pasar es pillar unos hongos en las duchas.
  • Piper es narcisista y voluble, (ella misma se define así en un capítulo). Tan pronto quiere casarse con su novio como le jura amor eterno a su exnovia . Va y viene con una facilidad pasmosa.
  • Es una serie de chicas y para chicas. Eso no quiere decir que los tíos no podamos apreciarla. Pero debes asumir que en general el género masculino deja bastante que desear. Larry, el novio de Piper, es gilipollas, lleno de complejos e inseguridades. Es un egoísta que no está a la altura de las circunstancias. Y tanto Healy, como Méndez y Caputo salen bastante mal parados en mayor o menor medida. El único chico un poco decente es John, el vigilante bueno. Pero tiene una pierna ortopédica.

Mendez

  •  Todas las presas tuvieron sus motivos más o menos nobles para cometer los delitos que las han llevado hasta la cárcel. A veces, más que una prisión parece una concentración de damas reivindicativas. El marido de Red, la cocinera, estaba metido en asuntos turbios con la mafia rusa. Madame Claudette mató al hombre que maltrató a una de sus chicas. Yoga Jones disparó a un niño que corría por su plantación de maría pensado que era el ciervo que se le comía sus plantas. O Sophia, que desfalcó al banco para ganarse el cariño de su hijo en base a regalos… Y así con las 250 presas que llenan el penal.

Hermanos

  •  Los malos son bastante estereotipados.
    • Él: Pornstache Méndez, llamado así por su portentoso bigote y por creerse el blanco de los deseos lúbricos de las presas. Es un tonto y pérfido bastante estereotipado. Es el que entra droga en la cárcel y provoca el suicidio de Tricia.
    • Ella: Pennsatucky, fundamentalista religiosa que se cree tocada por Dios. Asesinó a la enfermera de un centro de Plan Familiar por haberle hecho un comentario irónico sobre su quinto aborto. Además es drogadicta y va siempre sucia. Eso justifica a nivel de guión la descomunal paliza que Piper le propina al final de la primera temporada. Bueno, también lo justifica el que Pennsatucky quiera matarla.

Paliza

  •  Piper y Alex lucen exactamente igual ahora que hace diez años atrás.
  • Hay algunas situaciones muy absurdas, como el sermón de Piper a la delincuente menor minusválida en los lavabos. O los celos de Sophia, la transexual, porque su mujer quiere tener sexo con un hombre.

Despelotes

  •  La navidad es entrañable incluso en la cárcel. Las presas juegan al Amigo Invisible y Norma, muda en toda esta temporada, se arranca con un sólo de aquí te espero en el coro navideño. ¡Milagro! ¡Milagro!
Amparo, de prevención de riesgos laborales, me ha recomendado mucho la serie. ¿Qué hago?

Hazle caso. Aquí relato los diez motivos por los que a pesar de todo, debes verla.

  • Sí, hay incongruencias y situaciones algo absurdas. Pero es entretenida, tiene ritmo y te atrapa. Además, la serie que no tenga sus puntos flojos que levante la mano. OITNB Es un producto digno y en general los personajes están bien construidos y bien interpretados.
  • Tiene escenas de sexo lésbico mostradas con bastante alegría. También hay varios despelotes femeninos.

Lesbian Power

  •  Ojos locos. Uno de los mejores personajes de la serie. Al principio, cuando pretende a Piper, acojona. Luego la ves como una loca, luego vulnerable, luego sensible y al final, tras la desconsiderada participación de Larry, novio de Piper, en un programa de radio desvelando los secretos que esta le ha ido contando, se muestra más que digna. Especialmente entrañable es la escena en la que le pregunta a Piper por qué la llaman Ojos locos. Una maravillosa interpretación llena de matices a cargo de Uzo Aduba.

Ojos Locos

  •  Es una serie bastante coral y el nivel interpretativo es más que correcto. También  destacan Kate Mulgrew haciendo de Red y Michelle Hurst en el papel de Madame Claudette.

Red

  • Puedes bailar el tema musical que abre la serie “You’ve Got Time’ de Regina Spektor”

  • Larry, el prometido de Piper es Jason Biggs, protagonista American Pie. Y aquí también hace lo que mejor sabe hacer en pantalla: masturbarse.
  • Ya antes de su estreno, Netflix anunció que habría una segunda temporada. Al parecer quedaron gratamente impresionados con los resultados creativos de esta primera.
  • Laura Prepon (qué habíamos visto en Aquellos Maravillosos Años) interpreta a la sexy Alex.

Alex

  •  La trama romántica entre Daya y el vigilante John. Ella acaba embarazada. Es divertido ver como las presas lían a Pornstache Méndez para cargarle con el mochuelo y vengar así también el suicidio de Tricia. Méndez acaba enamorado de Daya.
  • La show runner es Jenji Cohan, a la que debemos otra serie divertida y de marcado carácter femenino: Weeds. Muy atareada va a estar Cohan pues también esta preparando una serie sobre las Brujas de Salem para HBO. ¿Podrá simultanear las dos ficciones televisivas?

Jenji_Kohan

  • Algunos capítulos han estado dirigidos por Jodie Foster, que tiene un par de películas más que aceptables en su haber como directora (Pequeño Tate y Home for the Holidays).
  • ¿Qué más necesitas saber? Chico o chica. Heterosexual o lesbiana, déjate de complejos y disfruta Orange is the new black (actualmente en antena en Canal +)

Amigas

Y para acabar este artículo, una curiosidad navideña: Taystee + Ojos locos nos desean una felices fiestas a todos.

Pa que luego se diga que soy un rancio.


Tags: , , , ,



Subir al cielo ↑