Publicado el 4 de diciembre de 2013 | por 1

The Dark Side of the Rainbow: El Mago de Oz, Pink Floyd y la teoría de la conspiración

Como ya se ha desvelado aquí alguna vez, los integrantes de la redacción de MitMag solemos organizar entretenidísimas veladas culturales en las que proponemos y debatimos temas que luego enriquecen el contenido de nuestra sin par publicación.

Una de las actividades que más nos entretiene es la de ver películas clásicas sin sonido y poner de fondo a modo de banda sonora un álbum (en vinilo, por supuesto) que nada tenga que ver con el filme en cuestión, entretenidísimo pasatiempo por otro lado muy extendido. Fue así como descubrimos, por ejemplo, lo bien que casan El Exorcista con el álbum Sin Trampa ni Cartón, de El Fary. O la magia que destila Ben Hur a los sones de Dale Dale de Georgie Dann, (sobre todo si añadimos cantidades ingentes de alitas picantes del KFC y regadas con litros y litros de sangría Don Simón).

El resultado suele ser poco menos que curioso, sin embargo en MitMag somos almas inquietas y vamos más allá de la mera caza de coincidencias artísticas. Nosotros escudriñamos indicios de conspiraciones oscuras, masónicas y que, a ser posible, involucren a los illuminati. Eso nos chifla. Solemos creer a pies juntillas y sin cuestionar demasiado toda leyenda urbana por muy absurda que sea que tenga fines conspiratorios. Nuestro lema es: sí, sí, pero algo habrá de verdad.

Y la revelación llegó el martes pasado. Sí amigos, perseverar tiene su recompensa, y la nuestra apareció al mezclar casualmente el mítico filme El Mago de Oz con el no menos mítico álbum The Dark Side of the Moon de Pink Floyd. Pavoroso. Se nos pusieron los pelos como escarpias y se nos endurecieron los pezones. Tanto es así que incluso nos hemos puesto en contacto con Iker Jimenez y señora para que investiguen el tema. Porque como todos sabemos, no hay casualidades en la vida, así que aquí hay gato encerrado.

Paso directamente a colgar aquí el video de El Mago de Oz con la música de Pink Floyd.

Nota: ni la película ni el disco han estado manipulados. No se han seleccionado momentos de la música para acompañar las imágenes ni se ha hecho un montaje especial, no. La fórmula para conseguir este efecto es poner la película en marcha y el vinilo a partir del tercer rugido del león de la Metro.

Para los que no os queráis tragar todo el video ( 45 mins.), justo debajo  comento las coincidencias más destacadas.

COINCIDENCIAS:

  • Los primeros compases suenan con el primer título de crédito importante (del productor Mervyn LeRoy).
  • El comienzo de On The Run coincide con el momento en el que Dorothy cae sobre un montón de paja. Minuto 04:22.
  • Dorothy canta observando el cielo mientras en el álbum se escuchan sonidos de helicópteros. Minutos del 07:15 al 07:35.
  • El comienzo de Time (las campanadas y timbres) se da exactamente en el momento en el que Miss Gulch aparece con su bicicleta. Minuto 08:14.
  • La escena en la que Totó escapa de la cesta y vuelve a casa con Dorothy encaja con la mitad del primer y todo el segundo verso de Time. Minuto  10:40.
  • Cuando Dorothy se encuentra con el Profesor Marvel, durante Time, se escucha cantar “…home, home again. I like to be here while I can…”,coincidiendo con la trama de la película, en la que Dorothy debe volver a su casa y el Profesor Marvel le advierte sobre su peligrosa aventura. Minuto 14:05.
  • El comienzo de The Great Gig in the Sky (El Gran Baile en el cielo) empieza justo cuando llega el tornado. Minutos 15.00 al 19:31. Este es sin lugar a dudas el momento más espectacular del experimento al ver danzar la casa a merced el viento mientras suena este tema que encaja a la perfección como banda sonora.
  • El comienzo de Money  coincide exactamente cuando Dorothy llega a Oz Minuto 19:44.
  • Durante Money, y después de ser animados por la Bruja Glinda, los Muchkins salen a bailar conjuntamente y casi a la perfección con el segundo solo de guitarra (el más agudo) de David Gilmour, y termina cuando Dorothy se sienta en la carroza. Minutos 24:10 a 24:50.
  • Durante Brain Damaged, se escucha “…the lunatic is on the grass…” (“…el loco está en la hierba…”). Podría asociarse con que El Espantapájaros, loco en el sentido de animado y alegre, se encontraba en la hierba. Además de que el título de la canción (Brain Damage, significa Daño Cerebral) tenga que ver con que El Espantapájaros no poseía cerebro. Minuto 37:40.
  • El comienzo del futurista sonido, Eclipse, empieza justo con la escena del Hombre de Lata. Minuto 40:45.

 

Existen más de 100 coincidencias, muchas de las cuales tienen en cuenta las letras de las canciones y lo que ocurre en pantalla. Aquí he destacado sólo las más espectaculares.

Pero ahora que lo miro por internet, veo que este tema lleva ya dando vueltas desde hace tiempo.¡Mecachis, para una vez que descubrimos algo importante! Fue el diario Fort Wayne de Indiana en 1995 el primero que comentó la sincronía entre álbum y película. El mito ha cobrado mayor trascendencia tras la aparición del DVD y la facilidad de manejo en los equipos de música y video.

De hecho esta es una de esas leyendas urbanas que lleva corriendo con fuerza desde hace ya varios años. Existen blogs enteros dedicados al tema, y los entendidos hablan de dos versiones de sincronía: la simple (The Dark Side of Rainbow) y la doble (The Dark Side of OZ). El disco dura unos 45 mins, por lo que se queda a media película. La sincronía doble consistiría en volver a poner el disco otra vez hasta el final de la cinta. Por otro lado, la corta duración del disco respecto a la película es uno de los argumentos que esgrimen los escépticos a la hora de dar verosimilitud a la teoría conspirativa. ¿Puestos a hacer una banda sonora, por qué Pink Floyd no la hizo completa? ¿Acaso se cansaron a media peli?

Preguntados al respecto, los integrantes del grupo siempre han negado relación alguna o inspiración siquiera con El Mago de Oz. Sí que han admitido que muchas veces utilizaban películas para inspirarse y hablaron de 2001: una odisea en el espacio como fuente visual de creatividad, pero jamás visionaron la película de Judy Garland. También admiten estar sorprendidos por algunas de las sincronías entre las dos obras.

A nosotros no nos la dan con queso y seguimos investigando el caso. Estamos seguros de que esta sincronía bien habla del fin del mundo o de que vienen los extraterrestres. Lo que nos falta es encajar el tema de los illuminati en todo esto. Ya se sabe, hoy en día no hay conspiración que se precie si no están los illuminati ahí metidos. De hecho estamos probando con escuchar el disco, ver la peli y leer el Código Da Vinci todo a la vez (sólo las páginas que corresponden a la secuencia de Fibonacci, por supuesto), mientras uno de la redacción enciendo y apaga las luces muy rápidamente. No quiero avanzar nada, pero los resultados parecen prometedores….


Tags: , , ,



  • Claudio_m

    Otro ejemplo fiel de un mashup cinematográfico, Ten Commandments y DSOTM, con una de las mejores sincronicidades a nivel de cada track… patrón o coincidencia… tendencia o compulsión… todos los tracks cuentan con un detalle de correlación…
    http://www.youtube.com/watch?v=gtzFsej2jhA

Subir al cielo ↑